Esther Llamazares denuncia la “impunidad vergonzosa” de los gobiernos socialistas del Principado y Avilés con respecto a Valliniello

“Resulta doloroso y, sobre todo, insultante, asistir al absoluto desprecio que muestra sin pudor ni tapujos la consejera de Educación, Lydia Espina, con respecto al centro educacional de Valliniello, un lugar construido con dinero público para el que asume que el Gobierno regional no tiene pensado hacer absolutamente nada más que dejarlo seguir robando por los vándalos y cayendo por los continuos saqueos. Pero resulta humillante observar la pasividad, el menosprecio y la dejadez absoluta al respecto de estos edificios con la que el Ayuntamiento de Avilés ha asistido al proceso de devastación y ruina absoluta de uno de los mejores centros de educación que ha tenido el Principado de Asturias”.

 

Esther Llamazares ha hecho hoy esas declaraciones al tiempo que ha mostrado su “profundo malestar y hartazgo” ante la noticia de que el PSOE regional ha decidido “no hacer nada mientras los ladrones siguen desarmando Valliniello con el permiso de los políticos que nos gobiernan en la región y en la ciudad de Avilés”.

 

Llamazares ha recordado que cuando decidieron trasladar a los alumnos de Valliniello a otro centro “las instalaciones estaban en perfecto estado y el uso era diario, con lo que alguien debería explicarnos esta historia desde el principio”.

 

La portavoz del PP de Avilés cree que “es del todo injusto que el poder de los gestores socialistas en ambas administraciones les permita tener esta impunidad vergonzosa después de enterrar en Valliniello más de seis millones de euros de dinero público”. “Es del todo reprobable la actitud de los políticos que gobiernan, pero es totalmente condenable la falta de castigo ante este atropello y desprecio por los bienes públicos”, denuncia.

 

Llamazares lleva solicitando desde el año 2019 y desde el grupo municipal popular avilesino  una solución ante el abandono del centro educacional a través de sesiones plenarias, denuncias públicas, recogidas de firmas, interpelaciones, mociones y preguntas y ahora, subraya, “a tres meses de las elecciones vemos cómo todos los grupos políticos de la oposición, que también han mirado para otro lado desde que se decidió cerrar Valliniello, alzan la voz pidiendo explicaciones”. A su juicio, “si todos hubieran hecho la fuerza que se espera de los concejales del Ayuntamiento y no nos hubiéramos quedado solos defendiendo el futuro de este lugar, quizá no estuviéramos en el escenario actual, más propio de haber sido el epicentro de una guerra que de haber albergado en los edificios a cientos de personas que acudían desde todos los puntos de la región a recibir una formación profesional”.

 

De las declaraciones de la máxima responsable de Educación se desprende que los planes del Gobierno “no pasan por volver a Valliniello” para sacarle partida en alguna forma a las edificaciones actuales sino por entregar el complejo al Ayuntamiento “para que le dé un nuevo uso”.

 

“Nos gustaría saber a qué juegan entre el Gobierno regional y el local pasándose la pelota y haciendo el paripé cuando ignoraron nuestras reclamaciones durante cuatro años”, plantea Llamazares. Y es que, tal como recuerda la edil, “no fue hasta el último pleno celebrado en el Ayuntamiento cuando escuchamos, con un tono bastante indolente ´-al que nos tiene acostumbrados- al concejal Manuel Campa decir que ya habían preguntado al Gobierno qué pasaba con este lugar y que no en el Ayuntamiento no lo querrían hasta que no actúen en él o lo declaren en ruina”. Esto, a juicio de Llamazares, “es una vergüenza y una forma de hacer que hacen cuando unos y otros, los socialistas regionales, con el beneplácito de los socialistas locales, han visto, ven y consienten que los vándalos desarmen cada tubería, cada azulejo, cada ventana, cada pedazo de suelo y roben cada uno de los materiales que había dentro de Valliniello para lucrarse con este robo consentido de un edificio público”.

 

El Partido Popular, ha recordado Llamazares, incluirá en su programa un proyecto para Valliniello, “porque este lugar tuvo pasado, tuvo presente y tenía futuro antes de que los Gobiernos socialistas decidieran por alguna extraña razón total y absolutamente reprobable que eso no podía ser así”.

 

“Lo que sabemos a día de hoy es que al Gobierno regional no le importa nada Avilés; que al Gobierno local le importa mucho menos Valliniello; que ambas administraciones han permitido que nos roben seis millones de euros y que se descarta cualquier uso para este lugar, incluida la formación dual, tan necesaria y tan demandada por los empresarios de esta región”, reprueba la portavoz municipal.

 

“¿Vamos a tener que convocar manifestaciones y concentraciones con los vecinos de Avilés para que nos expliquen las decisiones tomadas en el centro de formación? Porque si eso es necesario, lo haremos”, avanza Llamazares.

 

 

 

Déjanos un comentario